El uso de la mascarilla, obligatorio en espacios cerrados y en la vía pública si no es posible mantener la distancia de dos metros