La viróloga Margarita del Val alerta de que ya estamos en una segunda ola silenciosa