Ana Julia golpeó el cadáver de Gabriel con un hacha para poder enterrarlo