La defensa de Harvey Weinstein rechaza pagar los 100 millones de dólares que exigen sus presuntas víctimas