Un familiar halló bajo una cama el cadáver de la niña de Vilanova i la Geltrú