Proteger la intimidad de la víctima de la Manada en Pozoblanco, objetivo principal de la segunda sesión del juicio