Miles de personas toman la calle para reclamar una sanidad "pública y de sanidad"