Tierno gesto de un policía a un mendigo que pretendía aplicar por un trabajo