Polémica en Barcelona por una actuación policial que acabó con un perro fallecido