Puñetazos, patadas y tirones de pelo: un grupo de jóvenes agrede a un vigilante del Metro de Barcelona