Los agricultores piden a los consumidores que se sensibilicen y que no regateen con su trabajo