Los españoles consumimos un 16% más de antibióticos que la media europea