El avión en forma de V que podría ahorrar un 20 por ciento de combustible y reducir la huella de carbono