Barcelona se blinda: los antidisturbios refuerzan la seguridad ante el aumento de la violencia