Beatriz era “encantadora, trabajadora, buena gente… lo tenía todo”