El bebé presuntamente maltratado por su madre en Mieres sigue en coma