Sevilla queda totalmente blindada ante la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio