Un bofetón de un policía a una mujer le cuesta cuatro días sin empleo y sueldo