Bomberos, operarios de grúas, militares, transportistas... los héroes del temporal no descansan