Las cabinas telefónicas, nostálgico símbolo de otro tiempo, abocadas a su fin