Se fía del GPS y su camión acaba atravesado en una curva durante horas