Ya puedes canalizar tu ira y tu rabia destrozando muebles, ordenadores o tirando vajillas