Cargas policiales durante una protesta de agricultores para pedir precios justos en el campo en Badajoz