España es el único país de Europa con el "Pack Mortal" de vivienda y trabajo