El 80% de las cegueras mundiales podría evitarse con prevención