Los comercios "no deberían" cargar al consumidor los sobrecostes de cumplir con las exigencias de Sanidad