Hacer la compra a la antigua usanza