El confinamiento total, sin salir de casa, divide a los españoles