Cinco días congelado a -20 grados, lo mínimo para eliminar el anisakis del pescado fresco