Extremadura sueña con los diamantes sintéticos que fabricará un empresa participada por Leonardo DiCaprio