Diego Ventura, el maestro que ha hecho volar el toreo a caballo