Se disparan las denuncias por abuso sexual