Dos niños se funden en un tierno abrazo tras pasar dos meses separados por el confinamiento en Pekín