Un ejemplo de solidaridad en Totalán: 3.000 croquetas para los voluntarios