Irene Montero y Pablo Iglesias llegan a la sede de Unidas Podemos con su hija Aitana en brazos