La eutanasia a debate: “No tienes por qué morir exhausto en un lecho”