La comunidad hippie de La Rioja anuncia que se queda porque nadie les ha denunciado