Familiares y amigos reciben entre aplausos a los manifestantes puestos en libertad con cargos