Las fuertes lluvias complican el transporte en el este peninsular