Los vecinos sostienen que la madre de las niñas asesinadas en Girona no se relacionaba con nadie