Un padre encuentra muertas con signos de violencia a sus hijas de 5 y 6 años en su casa de Girona