La gota fría provoca el caos en las provincias mediterráneas