España ya supera los 47 millones de habitantes, cifra que no alcanzaba desde hace seis años