Una iglesia de Sevilla se adapta a los nuevos tiempos: acepta la tarjetas de créditos para los donativos