Momento en el que los agentes impiden desplegar una ikurriña: "¡No la voy a soltar!"