Solo uno de cada cinco jóvenes logra emanciparse