La fatídica lista de la violencia machista ya alcanza las 1000 mujeres asesinadas