El litoral mediterráneo se prepara ante una nueva gota fría