Le tocó el Gordo de Navidad y ahora deja de trabajar