La Comunidad de Madrid, muy lejos de alcanzar la normalidad